Nimodipino

Nombre Comercial

Admon

Brainal

Calnit

Kenesil

Modus

Nimodipino Bayvit

Nimotop

Remontal

 
Presentación

Comprimidos de 30 mg

Comprimidos recubiertos de 30 mg

Frasco de 50 ml (Infusión IV 0,2 mg/ml)

Conservación

Temperatura ambiente (15-30 º). Proteger de la luz y de la congelación.

 
Indicaciones

Prevención de deterioro neurológico por vasoespasmo asociado a hemorragia subaracnoidea por ruptura de aneurisma intracraneal congénito o de origen traumático.

Tratamiento de migraña clásica y cefalea en racimos crónica.

 
Dosis

Prevención de vasoespasmo en hemorragia subaracnoidea por rotura de aneurisma

Infusión IV continua de 1 mg/h durante 2 horas (aprox 15 g/kg/h). Si se tolera bien y no se observan descensos pronunciados de presión arterial, al cabo de dos horas se aumenta dosis a 2 mg/h (aprox 30 g/kg/h).

En pacientes con peso corporal < 70 kg o presión arterial inestable, debería iniciarse tratamiento con dosis de 0,5 mg/h, o menos si se considerase necesario.

La infusión se mantiene durante 5-14 días (periodo de máximo riesgo de vasoespasmo), y se continua con 60 mg/VO/4 horas durante otros 7 días más.

La terapéutica debe iniciarse cuanto antes, como máximo 4 días después de la hemorragia. Si durante la administración de Nimodipino, el origen de la hemorragia es tratado quirúrgicamente, se continua con tratamiento IV en el postoperatorio durante al menos 5 días y 7 días más de administración oral.

En la hemorragia subaracnoidea de origen traumático, el tratamiento debe administrarse lo antes posible después de establecer el diagnóstico (dentro de las primeras 24 horas después del traumatismo) y durante 7-10 días. Al finalizar la terapia de infusión, continuar con 60 mg/VO/4 horas durante 11-1 días más (hasta sumar 21 días de tratamiento).

Migraña/cefalea en racimos

120 mg/vo/día en dosis divididas. Los efectos del fármaco se observan al cabo de 1-2 meses de iniciado el tratamiento.


 
Farmacocinética

Inicio de acción

VO, < 20 minutos.

Efecto máximo

VO, 1 hora.

Duración

VO, variable.

Metabolismo

Amplio metabolismo de primer paso hepático (biodisponibilidad absoluta 5-15%)

Eliminación

50 % vía renal; 30 % por la bilis.

Toxicidad

Náuseas, confusión, debilidad, mareo, somnolencia, enrojecimiento de la piel, marcada y prolongada hipotensión, bradicardia, bloqueo AV de segundo y tercer grado, palpitaciones, nerviosismo, pérdida de conocimiento, edema generalizado, vómitos.

Si la sustancia se ingirió por vía oral se debe considerar el lavado gástrico con carbón activado como medida terapéutica de urgencia.

En caso de hipotensión marcada puede administrarse dopamina o noradrenalina por vía IV.

Interacciones

Betabloqueantes: puede causar efectos adversos por depresión de contractilidad y de la conducción AV.

Fentanilo: puede causar hipotensión severa o aumento del requerimiento de fluidos. Otros agentes hipertensivos: puede resultar en un refuerzo del efecto hipotensor.

Cimetidina: puede aumentar los niveles séricos de nimodipino.

Ácido valproico: inhibe el primer paso hepático de nimodipino incrementando su biodisponibilidad oral.

La administración crónica previa de los antiepilépticos fenobarbital, fenitoína o carbamacepina disminuyen niveles séricos de nimodipino.

 
Efectos Secundarios

Cardiovascular: edema periférico, hipotensión, hipertensión, bradicardia, taquicardia, anormalidades en ECG.

SNC: vasoespasmo de efecto rebote, cefalea, mareo, alteraciones psiquiátricas.

Dermatológicos: acné, rash.

GI: náuseas, diarrea, dolor abdominal, dispepsia, hemorragia GI, íleo.

Hematológicos: CID, trombocitopenia, TVP.

Respiratorios: disnea.

Hepáticos: hepatitis, hepatotoxicidad, elevación LDH, fosfatasa alcalina y GPT.

Otros: enrojecimiento facial, calambres, dolor e inflamación muscular.

 
Recomendaciones

Infusión IV continua: viales prediluidos. Se recomienda proteger de la luz el frasco infusor, la bomba y el equipo de infusión. También pueden diluirse viales 2 viales en 1000 ml de SF o G5 %. Emplear equipos y envases de vidrio o polietileno.

Si el comprimido no puede tragarse, puede administrarse: se debe extraer el contenido de la cápsula y administrar por una sonda nasogástrica y posteriormente administrar unos 30 ml de SF.

Se debe reducir la dosis a la mitad en la cirrosis hepática.

En acianos el tratamiento se iniciará con las menores dosis indicadas para los adultos. Dosis máximas en ancianos: 360 mg/día.

Se debe monitorizar la presión arterial en pacientes tratados con nimodipino.
Se debe realizar un control asiduo y un ajuste de dosis según los resultados clínicos (presión arterial y ECG) en la insuficiencia hepática.

Sólo se utilizará durante el embarazo en caso de indicación estricta.

Su seguridad y eficacia no está establecida en niños y adolescentes.

El nimodipino se une en gran medida a las proteínas del plasma y no es eliminado por hemodiálisis.

 
Contraindicaciones

Alergia a dihidropiridinas

Bloqueo AV de 2º o 3er grado

Hipotensión severa

Shock cardiogénico

Insuficiencia renal o hepática graves

 
Farmacología

El nimodipino es un bloqueante de los canales de calcio.

El proceso contráctil de las células musculares lisas depende de los iones Ca++ que penetran en la célula durante la despolarización a través de las corrientes iónicas lentas de transmembrana. El nimodipino inhibe la entrada de calcio en la célula y, por lo tanto, también de la contracción del músculo liso vascular.

Tiene un mayor efecto sobre las arterias cerebrales que solbre las arterias de otras partes del organismo, probablemente por su alta liposolubilidad, que le permite atravesar la barrera hematoencefálica.