r
Rocuronio
Nombre Comercial Presentación Indicaciones Dosis Farmacocinética Efectos Secundarios Recomendaciones Contraindicaciones Farmacología

Nombre Comercial

Esmeron

 
Presentación

Vial de 5 mL conteniendo 50 mg (10 mg/mL)

Vial de 10 mL conteniendo 100 mg (10 mg/mL)

 

Almacenamiento y conservación:

Mantener entre 2-8ºC. No congelar. Una vez expuesto a temperatura ambiente consumir en un plazo de 30 días, incluso aunque se vuelva a refrigerar.

 
Indicaciones

Inducción de parálisis neuromuscular de larga duración, normalmente para ventilación mecánica en anestesia o terapia intensiva.

Tratamiento del tétanos

 
Dosis

Intubación endotraqueal:

- Adultos / niños > 1 mes:

IV: 0,6-1,2 mg/kg. Dosis de 0,6 mg/kg consiguen condiciones excelentes para la intubación endotraqueal en 60-120 segundos. Dosis de 1,2 mg/kg permiten acortar este intervalo hasta los 45-60 segundos

Mantenimiento de la relajación neuromuscular:

- Adultos / niños > 1 mes:

bolos IV: 0,1-0,2 mg/kg según precise

perfusión IV: 5-15 mcg/kg/min

Pretratamiento (dosis diezmo, de cebado o priming dose)

IV: 10% de la dosis de intubación, administrar 3-5 min antes de la dosis de relajante.

 
Farmacocinética

Inicio de acción:

- IV = 45-90 seg

Efecto máximo :

- IV = 1-3 min.

Duración:

- IV = 15-150 min (dosis dependiente).

Metabolismo:

Hepático (parcialmente)

Toxicidad:

Los síntomas se producen como consecuencia de una parálisis muscular prolongada, excesiva liberación de histamina y alteracione hemodinámicas, especialmente hipotensión. El tratamiento de la intoxicación incluye el mantenimiento de la vía respiratoria abierta mediante ventilación asistida hasta conseguir una adecuada respiración espontánea. LA recuperación puede acelerarse con la administración de anticolinesterásicos (neostigmina, piridostigmina, edrofonio, etc.) en conjunción con un antimuscarínico como atropina o glicopirrolato, una vez que exista evidencia de recuperación espontánea. Las alteraciones hemodinámicas pueden corregirse con la administración de líquidos o vasopresores.

Interacciones:

- El bloqueo neuromuscular se potencia con antibióticos (aminoglucósidos, polimixina, clindamicina, lincomicina, espectinomicina y tretraciclinas), anestésicos locales, altas dosis de tiopental, ketamina, fentanilo, etomidato y propofol, diuréticos de asa, magnesio, litio, bloqueantes ganglionares (trimetafan y hexametonio), hipotermia, hipokaliemia, acidosis respiratoria y administración previa de succinilcolina
- Los anestésicos volátiles disminuyen los requerimientos (30%-45%) y prolongan la duración del bloqueo (por encima del 25%)

- Se ha descrito parálisis recurrente con quinidina

- La carbamacepina, fenitoína, corticoides (administración previa y prolongada), teofilina, noradrenalina y cloruro cálcico pueden disminuir la duración y/o magnitud del bloqueo neuromuscular

Excreción:

Principalmente por vía biliar, y urinaria (en forma inalterada).

 
Efectos Secundarios

Cardiovasculares: hipertensión arterial, taquicardia y arritmias
Respiratorios: depresión respiratoria, taquipnea e hipersecreción bronquial, excepcionalmente broncoespasmo

Dermatológicos-alérgicos: rash, urticaria, edema y reacción en el punto de inyección
Neuromusculares: bloqueo inadecuado o prolongado

 
Recomendaciones

Monitorizar la respuesta con neuroestimulador para minimizar el riesgo de sobredosificación.
Usar con precaución en pacientes asmáticos o con antecedentes de reacciones anafilactoides.
Revertir sus  efectos con anticolinesterásicos como neostigmina, edrofonio o piridostigmina junto con atropina o glucopirrolato.

La reversión de su efecto esta disminuida con el uso de teofilina y en pacientes quemados o con parálisis.

El pretratamiento con rocuronio disminuye las fasciculaciones pero reduce la intensidad y acorta la duración del bloqueo neuromuscular por succinilcolina.

El pretratamiento disminuye el tiempo de inicio del bloqueo máximo en 30-60 segundos.

Las dosis de pretratamiento pueden causar un grado de bloqueo neuromuscular suficiente para provocar hipoventilación en algunos pacientes.

En enfermos con miastenia gravis, pacientes obesos o con alteración de la función adrenocortical puede aumentar el bloqueo.

Reducir la dosis en función del peso corporal magro en pacientes obesos.

Se ha observado prolongación del bloqueo en pacientes con insuficiencia renal y/o hepática

Puede presentarse parálisis prolongada tras infusiones continuas (> 6 h) en pacientes críticos, especialmente en pacientes con fallo renal, alteraciones hidroelectrolíticas (hipopotasemia, hipocalcemia, hipermagnesemia) y tratamiento con corticoides y/o aminoglucósidos. Este efecto se debe a la presencia y acumulación de metabolitos activos.

Los relajantes neuromusculares tienden a no a travesar la placenta. Se ha descrito bajo riesgo fetal con el uso de rocuronio (Clase B de la FDA). Se desconoce su paso a leche materna.

El inicio de acción del rocuronio se reduce y su duración se prolonga con el incremento de las dosis.

No produce cambios hemodinámicos clínicamente significativos.

El rocuronio tiene una leve actividad vagolítica y ocasionalmente puede producir taquicardia.

Excepcionalmente produce liberación de histamina.

 
Contraindicaciones

Contraindicado en pacientes alérgicos al rocuronio.

 
Farmacología

Bloqueante neuromuscular no despolarizante de tipo esteroideo, de inicio de acción rápido y de duración de acción intermedia. Actúa bloqueando reversiblemente y de forma competitiva a los receptores colinérgicos de la placa neuromuscular (compite con la acetilcolina impidiendo su acción). Produce una parálisis muscular fláccida. El rocuronio es ocho veces menos potente que el vecuronio.